Esculturas: 43 Ateak – Puertas

 

43-Ateak

Obra de Aitor Mendizabal de 1996 en la plaza de Irún.

 

La instalación de un centro comercial y el desarrollo de una nueva zona urbana dieron pie, mediada la década de los 90, a la regeneración de una plaza hasta entonces descuidada en un extremo del barrio de Amara. En ese momento de transformación, el ayuntamiento seleccionó la propuesta del escultor Aitor Mendizabal (Venezuela, 1949) y decidió instalar en clave de futuro un monumento del pasado. De ese modo, el artista integró en las dos grandes «puertas» de mármol, cobre y bronce los restos de un antiguo monumento erigido en 1913 en memoria de los donostiarras que, cien años antes, lideraron el renacimiento de la ciudad, prácticamente destruida en el curso de una batalla en agosto de 1813. La escultura es el elemento central de una fuente cibernética.

En 1913 se instaló con gran boato en Alderdi Eder el Monumento al Centenario que recordaba a los donostiarras ilustres que, reunidos en Zubieta, decidieron reconstruir la ciudad. El  monumento tuvo corta vida y los «ilustres» vagaron por la ciudad durante décadas hasta encontrar acomodo en Amara en esta escultura.